domingo, 19 de julio de 2009

NOTICIA DE CIPOLLETTI

Cruel ataque a mascotas en Cipolletti

Se detectaron al menos tres casos en la misma zona. La última fue una gata. La rociaron y prendieron fuego.

CIPOLLETTI (AC).- Regresó a su casa por instinto, casi arrastrándose. No veía, no oía, estaba toda quemada. El veterinario que la atendió presume que alguien la roció con algún producto en aerosol y que inmediatamente prendió un encendedor. Recién ahora, luego de días de internación para tratar de superar las quemaduras de segundo y tercer grado, la gata está reaccionando y empezó a comer. A otro perro de la misma cuadra las llamas no se le apagaron a tiempo y tuvieron que sacrificarlo.
Al menos tres son las mascotas víctimas de esta bestialidad, en Cipolletti.
Los casos se conocieron luego del ataque que sufrió "Michina", una gata de unos tres años que vivía adentro de una casa del barrio Almirante Brown con su dueño, un nene de 13 años.
El lunes pasado por la noche el animal quiso salir un rato afuera y le abrieron la puerta. Pasaron horas hasta que regresó; no saben cómo. "Estaba toda quemada, tenía los ojos cerrados", relató Marta Cristina Vázquez, la mamá del menor, que aún está consternada.
Ese mismo martes a la mañana la mujer llevó al animal a una veterinaria. "La gata no veía nada, estaba en estado de shock, muy mal", contó el veterinario Sergio Gómez. Tenía quemaduras de segundo y tercer grado en la boca, nariz, ojos y las orejas, principalmente. Había perdido hasta los bigotes y su pelo estaba chamuscado. La hidrataron, la medicaron, la mimaron y recién el viernes reaccionó. Empezó a comer alimentos blandos y a caminar por la veterinaria, aunque con dificultades para respirar.